Josué 8:30-35 Lectura de la ley en el Monte Ebal

30Entonces Josué edificó un altar a Jehová Dios de Israel en el monte Ebal,

31como Moisés siervo de Jehová lo había mandado a los hijos de Israel, como está escrito en el libro de la ley de Moisés, un altar de piedras enteras sobre las cuales nadie alzó hierro; y ofrecieron sobre él holocaustos a Jehová, y sacrificaron ofrendas de paz.

32También escribió allí sobre las piedras una copia de la ley de Moisés, la cual escribió delante de los hijos de Israel.

33Y todo Israel, con sus ancianos, oficiales y jueces, estaba de pie a uno y otro lado del arca, en presencia de los sacerdotes levitas que llevaban el arca del pacto de Jehová, así los extranjeros como los naturales. La mitad de ellos estaba hacia el monte Gerizim, y la otra mitad hacia el monte Ebal, de la manera que Moisés, siervo de Jehová, lo había mandado antes, para que bendijesen primeramente al pueblo de Israel.

34Después de esto, leyó todas las palabras de la ley, las bendiciones y las maldiciones, conforme a todo lo que está escrito en el libro de la ley.

35No hubo palabra alguna de todo cuanto mandó Moisés, que Josué no hiciese leer delante de toda la congregación de Israel, y de las mujeres, de los niños, y de los extranjeros que moraban entre ellos.

Comentarios  de Comparte tus comentarios de "Josué 8:30-35 Lectura de la ley en el Monte Ebal"
Imagenes  de ¿Conoces alguna imagen relacionada con "Josué 8:30-35 Lectura de la ley en el Monte Ebal"?
Preguntas  de ¿Tienes alguna pregunta sobre "Josué 8:30-35 Lectura de la ley en el Monte Ebal"?