Deuteronomio 8:11-20 Amonestación de no olvidar a Dios

11Cuídate de no olvidarte de Jehová tu Dios, para cumplir sus mandamientos, sus decretos y sus estatutos que yo te ordeno hoy;

12no suceda que comas y te sacies, y edifiques buenas casas en que habites,

13y tus vacas y tus ovejas se aumenten, y la plata y el oro se te multipliquen, y todo lo que tuvieres se aumente;

14y se enorgullezca tu corazón, y te olvides de Jehová tu Dios, que te sacó de tierra de Egipto, de casa de servidumbre;

15que te hizo caminar por un desierto grande y espantoso, lleno de serpientes ardientes, y de escorpiones, y de sed, donde no había agua, y él te sacó agua de la roca del pedernal;

16que te sustentó con maná en el desierto, comida que tus padres no habían conocido, afligiéndote y probándote, para a la postre hacerte bien;

17y digas en tu corazón: Mi poder y la fuerza de mi mano me han traído esta riqueza.

18Sino acuérdate de Jehová tu Dios, porque él te da el poder para hacer las riquezas, a fin de confirmar su pacto que juró a tus padres, como en este día.

19Mas si llegares a olvidarte de Jehová tu Dios y anduvieres en pos de dioses ajenos, y les sirvieres y a ellos te inclinares, yo lo afirmo hoy contra vosotros, que de cierto pereceréis.

20Como las naciones que Jehová destruirá delante de vosotros, así pereceréis, por cuanto no habréis atendido a la voz de Jehová vuestro Dios.

Comentarios  de Comparte tus comentarios de "Deuteronomio 8:11-20 Amonestación de no olvidar a Dios"
Imagenes  de ¿Conoces alguna imagen relacionada con "Deuteronomio 8:11-20 Amonestación de no olvidar a Dios"?
Preguntas  de ¿Tienes alguna pregunta sobre "Deuteronomio 8:11-20 Amonestación de no olvidar a Dios"?